YURIRIA. – Tres meses duró el Cocodrilo realizado en herrería y fibra de vidrio y que fuera colocado en la explanada del Convento de San Agustín. Justo, el tiempo que el gobierno de Salomón Carmona Ayala fue autorizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Delegación Guanajuato, para que fuera exhibido y utilizado para diversión de los niños.

La autorización vencía el 29 de abril, fecha en que se cumplieron los tres meses. Pero el alcalde solicitó un día más, para que en el Día del Niño se realizara una visita festiva y concurso de disfraces de cocodrilos. En donde hubo premios en Dólares, ya que el alcalde es un migrante Yurirense.

Y cumpliendo con lo prometido, el martes 2 llegaron los camiones y maquinara para separar las partes con las que fue formado esta estructura, al cual entraban los niños en un pequeño trenecito, por la boca, hacían un recorrido y saliendo por la cola.

En desmantelamiento de la figura fue pesado, pues hasta este miércoles todavía faltaba levantar la cabeza. Ahora el Cocodrilo se está armando al inicio de la calle Salazar, a una cuadra del Jardín principal y de la explanada.

El alcalde menciono que ahora estará funcionando en ese lugar, donde se forma un predio en forma de triángulo. En donde se invitarán a los niños a que sigan acudiendo a verlo y pasear en el trenecito.

despirta guanjuato