Como ya es tradición los pisos de las calles de Guanajuato se convirtieron en un colorido espectáculo para quienes recorrieron el centro histórico desde la plaza del truco hasta el potrero, con las obras de arte hechas con motivo de la onceava muestra de arte efímero “El tapete de la muerte” que año con año avivan nuestra ciudad y hacen que luzca con más resplandor siendo la muerte la invitada de honor, donde todos los espectadores son participes de esta celebración que con fervor se transmite a quienes son ajenos a la reconocida tradición del día de muertos.
Aunque pareciera que se trata de artistas expertos por la belleza de los tapetes la realidad es que los participantes en su mayoría son estudiantes ajenos a estas carreras sin embargo se trata de personas fieles a esta tradición del día de muertos que es parte de nuestra cultura y nos da gran sentido de pertenencia y es parte ya de nuestra identidad como mexicanos.
Los participantes como cada año se inscribieron mediante la convocatoria que emite la asociación Manos Unidas de Guanajuato AC. Donde pudieron inscribirse en equipo, los tapetes deberían ser alusivos exclusivamente a la muerte, no podía haber ninguna otra temática, ocupando un espacio de 4 metros de ancho con un largo de medida libre. Entre los elementos utilizados predominaba el aserrín y las flores, aunque había otros como sal, frijol, arroz y todos aquellos granos característicos y usados comúnmente en este día, a los participantes son acreedores a un reconocimiento
Fueron 70 los tapetes que cubrieron las calles, y fueron más de 1000 los que se sumaron a participar en esta muestra, los organizadores catalogan como extraordinario esta edición número 11 pues se llenó completamente el espacio en comparación a años anteriores por lo que se tuvo que hacer uso de la calle del truco
Pese a que en todo el país se adopta esta celebración, la forma en que se celebra en Guanajuato debería de llenarnos de mucho orgullo, pues somos privilegiados de gozar con una arquitectura que le da belleza por si sola a la ciudad y ahora en esta temporada con más intensidad se proyecta la belleza que hace contraste con los cientos de colores que la tradición trae consigo por los elementos que se utilizan para representar este día.
Sera a las 10 de la noche que la protagonista de la noche ósea la muerte recoja los tapetes que en esta ofrenda se le dedicaron y a su paso ira caminando sobre flores por los pasillos que hay entre cada tapete hasta llegar a la casa santa, donde se llegara hasta su mundo el mundo de los muertos, a su vez su recorrido se verá escenificado con veladoras y humo, representación que regalara a los espectadores una noche mística, esta alegorías llevara por nombre “Regreso a mi clan”.