En redes sociales se divulgaron imágenes de los chats de un sacerdote que presuntamente intentaba seducir a una menor en Argentina, a quien enviaba textos, audios y fotos comprometedoras sobre sexo.
El sacerdote mejor conocido como «Pepe», estaba a cargo de la parroquia Santa Teresita de Jesús.
De acuerdo al usuario que realizó la denuncia pública en Facebook, la víctima le había confesado que estaba recibiendo mensajes a altas horas de la noche, por lo que decidió hacer algo al respecto.
Al revisar el número, resultó que pertenecía al cura «Pepe».
Fue así que a través de un perfil falso contactó al sacerdote y la conversación se fue desarrollando tal y como se esperaba.
En los mensajes se pueden leer frases como «estás buenísimo», «no tengas miedo» «estoy muy caliente», y fotos comprometedoras, incluso hasta le pidió que se encontraran en un lugar.

Luego de que se evidenciaran los hechos, la iglesia envió a los medios locales un comunicado en el que se informaba que el sacerdote había decidido renunciar para realizar un camino de conversión interior.
Unas horas después, el mismo párroco grabó un video en el que aceptó que había hecho uso de las redes de manera indebida.

despirta guanjuato