Una embarcación que transportaba sardinas, se hundió en la zona de la isla coronado en baja california, por lo que provoco que personal de la procuraduría federal de protección al medio ambiente, secretaria de marina armada de México y comisión nacional de áreas naturales protegidas, se movilizaran en urgencia para atender el accidente.

A través de un comunicado, la profepa informo que se recibió el reporte de parte de algunos de los tripulantes sobre la embarcación hundida frente a las costas de Tijuana.
Se trataba del buque sardinero «Isabel I», el cual se fue a pique a una profundidad de 33 metros. Afortunadamente todos los tripulantes resultaron ilesos.
Sin embargo, al realizar recorridos marítimos en la zona, se detectó una mancha iridiscente de aproximadamente 800 metros de largo en la superficie del mar; más tarde se descubrió que es hidrocarburo ligero, al parecer proveniente de la embarcación.
Esto alertó al personal de Semar, Conanp y Profepa, debido a que el lugar donde ocurrió el hundimiento es parte de la Zona de Amortiguamiento Marina denominada «Archipiélago Coronado», que pertenece al Área Natural Protegida «Reserva de la Biósfera Islas del Pacífico de la Península de Baja California».
De acuerdo a un informe del propietario de la embarcación, al momento del hundimiento contaba con alrededor de 6 mil litros de combustible en sus tanques; las válvulas fueron cerradas momentos después para evitar posibles incendios o derrames adicionales.

En tanto, personal de Profepa y Conanp se percataron de que el hidrocarburo derramado estaba presentando rápidamente un proceso de evaporación ante las condiciones naturales, como oleaje, exposición solar, corrientes marinas y viento.

A la par, la empresa responsable, identificada como «Baja Aqua Farms», inició de inmediato las labores de contención y el retiro de hidrocarburos mediante barreras y toallas absorbentes especiales para este tipo de situaciones. Estas maniobras continuarán para evitar afectaciones e impactos al medio ambiente, a la biodiversidad marina y a su hábitat.