Cuando su mascota se extravió, Sarah Mclellan, de 33 años, se sintió muy triste. Ella y su esposo pasaron el fin de semana siguiente buscando al perro salchicha de pelo largo. También contaron con la ayuda de voluntarios y una página web para obtener información, pero nada de eso funcionó.

“El viernes hacía un clima horrible, hacía mucho frío y no lo podíamos encontrar en ninguna parte”, dijo Mclellan. “Como puedes imaginar en este punto, tu mente se vuelve loca pensando, ‘¿qué ha pasado? ¿Se ha ahogado? ¿Le ha pasado algo malo?

Pero entonces ocurrió algo curioso. Edie, la hermana de Ralph, mientras paseaba olfateo a su hermano y finalmente lo encontraron.

Ralph estaba bajo tierra en un laberinto hecho por los conejos cerca de su casa. Tras dos horas de excavar cuidadosa, finalmente el perro fue rescatado.

“Los agujeros de los conejos son como laberintos y él debió haber pasado por un agujero pero se quedó atascado”, dijo Mclellan. Luego de una semana el perro se encontraba muy bien, como si nada hubiera pasado.

A este perrito le gusta perseguir conejos, esperemos que aprenda la lección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here