Dolores Hidalgo C.I.N 16 de Octubre del 2018 Regina Luna
Un niño de 11 años murió por asfixia luego de sufrir una caída, dicen que fue por comer un dulce de picante en la escuela primaria urbana N. 7 » Rafael Ramírez» la cual se encuentra ubicada en la Avenida Sur. El incidente ocurrió la tarde del lunes 15 de octubre, en la escuela primaria que lleva por Nombre «Rafael Ramírez». Esta fue la primera versión de este acontecimiento en una de las escuelas de Dolores Hidalgo
Sin embargo, existen varias versiones que relatan como el menor perdió la vida, pero la versión más acertada indica que el menor comía picante en polvo al interior de la escuela mientras se encontraba en la clase de educación física, cuando de repente, empezó ahogarse con el picante.
Primero dijeron que al parecer, el polvo del picante quedó atrapado en la garganta del pequeño, obstruyendo las vías respiratorias y que esto impedía que el oxígeno llegara a sus pulmones, por lo que los maestros al darse cuenta actuaron de manera rápida, realizando compresión abdominal, pero el pequeño no mejoraba.
Docentes realizaron la llamada de auxilio al número de emergencias 911 para solicitar que una ambulancia acudiera al lugar para auxiliarlos y como primera respuesta, arribaron elementos del heroico cuerpo de bomberos posteriormente una ambulancia de Protección Civil, quien abordó al menor para llevarlo a un hospital.
Pero lamentablemente al llegar al hospital el niño identificado con el nombre de Diego, quien cursaba el sexto año en el turno vespertino, ya no contaba con signos vitales.
Transcurrieron varias horas y en las autoridades había hermetismo total en cuanto a los hechos, y al cierre de la nota publicada por TV INDEPENDENCIA, nadie daba entrevistas ni la información real de lo sucedido de este acontecimiento que consternó a la ciudadanía y que puso de luto a una familia dolorense

despirta guanjuato