Un hombre que iba llegando a su coasa en la colonia El Beltrán, perteneciente al municipio de Pénjamo, fue baleado por un grupo de sicarios, que solamente lo hirieron y se dieron a la fuga.

Los hechos fueron registrados minutos antes de las 9 y media de la noche del viernes.

Su esposa, al escuchar los balazos, salió a la calle y se encontró a su marido, el cual tenía como apodo “El Pingo”, herido en el suelo, por lo que lo subió al auto y lo trasladó rápidamente al hospital general, sin percatarse de que eran seguidos por los agresores de su marido.

Al arribar a la entrada de emergencias del hospital, fueron emboscados nuevamente, rematando al hombre y dejando gravemente heridas a la mujer y a dos de sus hijas las cuales son menores de edad.

La mujer y las hijas, fueron ingresadas rápidamente para recibir atención médica debido a la gravedad de las lesiones, en tanto, entre los matones y elementos de policía preventiva, se desató una intenss persecusión repartiendo balas entre ambos bandos, uniéndoseles elementos del ejército mexicano, y policía ministerial, pero sin tener éxito en la detención de los presuntos agresores.

despirta guanjuato