De manera extraoficial, trascendió que fue identificado por el nombre de Roberto, con domicilio en Los Pirules, pero será hasta la mañana del martes cuando las autoridades ministeriales proporcionen información al respecto.

La versión que revelaron sus parientes al acudir al lugar del hecho, precisó que el domingo cuando estaba oscureciendo, justo al pretender ingresar a su domicilio llegó un grupo de sujetos que lo jalonearon y se lo llevaron dejando la puerta de la casa abierta.
Pese a haberse enterado del “levantón”, sus parientes no dieron parte a las autoridades por motivos que no revelaron.
Ya por la mañana, personas que pasaron por el camino sacacosechas descubrieron el cadáver tirado bocabajo y reportaron a la policía para que, a su vez, solicitara la presencia de peritos y agentes de investigación criminal.
A simple vista, el cuerpo del infortunado sujeto solo presentaba un balazo en la cabeza pero será hasta que le practiquen la necropsia de ley cuando determinen cuántos impactos de bala recibió y la hora aproximada de su muerte.