Menudo susto se llevaron habitantes de la comunidad de San José El Nuevo cuando, a eso de las seis de la tarde del martes, encontraron el cadáver de un hombre ejecutado, presuntamente, a balazos.

El cuerpo sin vida estaba en el borde de un hoyanco, a un costado del camino viejo que lleva de San José El Nuevo a La Machuca, hasta el momento, los pobladores que vieron al finado afirman que no es vecino de esa zona.

Según las personas que observaron al finado, éste tenía barba de candado y el tatuaje de una flor y una pluma en uno de los brazos, vestía con un pantalón de mezclilla azul, camisa tipo polo en el mismo color, llevaba corte de cabello tipo hongo y zapatos cafés.

Al llegar las autoridades, encontraron al hombre semiacostado bocabajo, como si lo hubiesen hincado para asesinarlo, aunque a la vista no se observó algún impacto de bala, la cabeza estaba llena de sangre seca.

Por las condiciones del cuerpo, suponen que tenía al menos un día de haber sido asesinado pero la gente no lo había visto porque en esa zona el pastizal estaba quemado y se confundía.

Personal de la Fiscalía Regional C, tomaron conocimiento del asunto y, después de recopilar posibles indicios, ordenaron el traslado del cadáver a la morgue para la práctica de la necropsia.