Los cuentos de nuestra infancia que nuestros padres nos enseñaron a reflexionar con Moralejas que nos dejaban una enseñanasa como no hablar con extraños, ya no son vistos con buenos ojos, los tiempos han cambiado, lo bueno y lo malo, lo moral, lo correcto se califica dependiendo el cristal con que se mide.

Pero es necesario prohibirlos, modificar sus letras escondiendo a nuestros hijos de la verdad, para cuidar una educación que bien nos toca a todos como sociedad, pues bien

 Esto ha ocurrido en la escuela Tàber de Barcelona que tras hacer una revisión del catálogo de los títulos que conformaban su biblioteca infantil, ha retirado “200 títulos”, entre ellos La Caperucita RojaLa Bella Durmiente o La Leyenda de San Jorge.

El colegio los considera “tóxicos ya que “reproducen patrones sexistas”, según adelantan desde ‘El País’. La idea es rellenar el vacío existente con cuentos en los que los héroes no sean siempre los hombres y las mujeres no sean siempre las Y otros colegios también se lo están pensando. El ‘expolio’ en Tàber ha supuesto el 30% del fondo de la biblioteca.

La ‘censura’ por parte de este colegio ha enfurecido a los usuarios de la red social Twitter. Lejos de alabarla, los ciudadanos han tildado la medida de “despropósito”. Señalan que lo correcto no es prohibir la lectura de este tipo de cuentos sino mejorar la educación para que los pequeños sepan identificar actitudes machistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here