Imágenes captadas en vivo y transmitidas por un noticiero local matutino de la cadena Telemundo, mostraron grúas y partes de la construcción diseminadas en medio de una nube de polvo que cubría la zona.

Hasta el momento, se reporta solamente una persona lesionada de gravedad. Aunque la búsqueda continua, El Departamento de Bomberos de Miami Beach le confirmó a otro canal local que la persona llevada al hospital no forma parte de la brigada de demolición, y que el conteo de los trabajadores de esa brigada indica que todos están a salvo e ilesos.

El edificio en 5775 de la Avenida Collins tenía permiso de demolición.

Hasta ahora, no se ha revelado la identidad de la persona lesionada, pero se sabe que fue llevada al Hospital Jackson Memorial.
La policía en compañía de los equipos de emergencia que continúan con los trabajos, recomendó a los choferes y a los peatones evitar el área, que ha sido cerrada al tráfico.

Las autoridades indicaron que el edificio tenía permiso de derribo, pero no de demolición por explosivos y se desconoce la razón exacta del derrumbe y si fue por la negligencia de algún empleado.