Todo sucedió cerca de las 7:45 de la mañana, justo cuando los alumnos de las escuelas Delfina Quiñonez ubicada a un costado de la alhóndiga de granaditas, se encontraban ingresando al inmueble para sus clases, cuando repentinamente el enorme árbol que esta justo a un lado de la entrada del plantel educativo, se vino abajo resquebrajandose desde su base por los fuertes vientos, hiriendo con sus ramas a dos niños, de estos una pequeña de nombre Tania Paulina Jantes Figueroa de 11 años, termino con su brazo fracturado y fue atendida en el lugar por paramédicos de la cruz roja, quienes se encargaron de trasladarla a la clínica del ISSSTE, mientras el otro niño del que aún se desconocen datos, solo tuvo unos cuantos golpes pero fue llevado al médico por sus propio padres.

La zona fue acordonada por elementos de tránsito municipal, quienes también se encargaron de cerrar el paso tanto a vehículos como a peatones, debido a que el árbol en su caída arrastro consigo cables de luz y de teléfono, lo que dejo sin energía a casa y negocios de la cuadra, por lo que inmediatamente se movilizaron trabajadores de la CFE, para mitigar el peligro y comenzar el retiro de los cables, todo esto mientras también trabajadores de parques y jardines destrozaban el árbol caído con machete en mano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here