El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como «un acto de traición a México” que diputados hayan desechado la reforma eléctrica votada el pasado Domingo y que fue propuesta por él en septiembre pasado, la cual buscaba contrarrestar los efectos de la reforma energética del 2013.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el ejecutivo federal señaló que ayer en la Cámara de Diputados un grupo de legisladores «se convirtieron en francos defensores de empresas extranjeras que se dedican a robar».

López Obrador manifestó que «estos diputados respaldaron a los saqueadores» y consideró «muy lamentable lo que sucedió, aunque no es extraño», pues el PRI ahora es palero del PAN.

Al terminar el mandatario aseveró que ya no existen medias tintas, nadie es enmascarado y se han conformado los bloques paleros y opositores, por lo que no es ajeno a nada de lo sucedido.

despirta guanjuato