El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no pudo demostrar que fondos de campaña utilizados para pagar a parientes del gobernador de Nuevo León, fueran pagados por el mismo. A pesar de que, si se demostró la triangulación de los recursos, que eran más de 14 mdp, que la familia de García le dio a su partido.

El INE no demostró de manera efectiva cómo los hechos actualizaban una responsabilidad directa” del hoy gobernador, a quien se le había impuesto una multa de “448 mil 100 pesos por triangulación de recursos y aportaciones indebidas realizadas por su familia a Movimiento Ciudadano durante el proceso electoral del 2021”.

En 2021, se demostró que, de noviembre del 2020 a abril del 2021, hubo traspasos desde cuentas de Samuel, su mamá y hermanos, al partido Movimiento Ciudadano.

El magistrado Felipe Fuentes expuso que la triangulación de recursos es responsabilidad del partido, y que el presidente municipal no tiene relación directa.

Las resoluciones de la Sala Superior del TEPJF son definitivas e inapelables.

despirta guanjuato