Libia García Muñoz Ledo señaló que el proceso de designación “peculiar” por el que pasa el PAN de Guanajuato rompe con los orígenes del partido que le apostaba al debate y la participación de sus militantes.

La diputada local reconoció que durante el fin de semana tuvo que reunirse con diferentes liderazgos dentro del partido en busca de seguir con el trabajo desde el Congreso del Estado. Las reuniones que sostuvo fue con el dirigente estatal, Humberto Andrade, pero también con el precandidato a la gubernatura, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

En las reuniones presentaba los resultados legislativos que ha obtenido durante poco más de dos años como legisladoras, pero en las mesas también se revisaron los espacios que serían designados para cada grupo al interior del partido.

Libia García dijo que, finalmente, en las mesas de diálogo consiguieron que se abrieran espacios para panistas de grupos como el del senador Fernando Torres Graciano, como es su caso.

García Muñoz Ledo dijo que fue durante todo el fin de semana que estuvo en las negociaciones con los diferentes actores políticos. “Siempre fui tomada en cuenta por mi dirigencia, fui institucional y espere hasta el último momento”.

Incluso, criticó la manera en que el partido llevó las designaciones para las diversas candidaturas, ejercicio, que dijo, no se había dado antes en el PAN.

Explicó que aunque ya se habían dado otros procesos con designaciones, el de este 2018 fue más complejo por la manera en que se llevaron las mesas y el cumplimiento en el tema de la paridad, además de la elección consecutiva.

Cuestionada sobre la candidatura del PAN para el municipio de León, comentó que en este momento hay dos precandidatos: Héctor López Santillana y Ricardo Sheffield García, perfiles que se tendrán que evaluar para que el partido salga a competir con el mejor posicionado para ganar la presidencia municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here