Toda vida es valiosa y más para una madre, así lo demostró una mujer en Moscú, que a pesar del diagnostico del medico ella siguió adelante con su embarazo, pues aun había esperanzas para su pequeño.

La fémina tras acudir a una revisión de rutina, su medico le dio una preocupante información, pues durante el ultrasonido el medico pudo darse cuenta que el bebé venia con una malformación al tener tres piernas en lugar de dos, además de no contra contar con el ano y tener dos juegos de genitales, a la mujer se le ofreció realizarle un aborto a lo que de inmediato rechazo.

Los meses pasaron hasta que la madre dio a luz con un parto natural, después de poco tiempo este fue sometido a una cirugía para permitirle defecar, después de un mes con la ayuda de la ciencia y dos grandes cirujanos volvieron a intervenir al pequeño guerrero que se aferraba a la vida, en esta ocasión la operación era para retirarle la tercer pierna, la cual tenia dos talones, por lo que los doctores suponen esta malformación fue por que eran gemelos pero solo uno se logro.

Finalmente, urólogos extrajeron los genitales adicionales del niño y el segundo conjunto de órganos urinarios. Luego fue sometido a una cirugía para dar forma al ano en la ubicación correcta.

Actualmente el pequeño tiene más de un año y ya esta dando sus primeros pasos, además de poder tener una vida normal, demostrando que siempre existe una esperanza de vida, así sea muy difícil la situación.       

despirta guanjuato