Septiembre se ha caracterizado por tener de los eventos políticos más trascedentales para el estado de Guanajuato, ya que en los últimos días del mes, se vivió la tansición de gobierno, la ratificación de los titulares de seguridad pública como de la procuraduría de justicia, y le añadiremos, el mes con mayor tasa de mortandad gracias al crímen organizado que se respira en el estado, ya que se contabilizaron 310 asesinatos a causa de las balas.

El estado de Guanajuato ha contabilizado en los 9 meses que van del 2018, 2 mil 430 asesinatos, de los cuales septiembre sumó más de 300 cadáveres a la cuenta.

El municipio que encabeza la lista, es Irapuato, donde se han presenciado las muertes más impactantes de la lista, con la muerte de varios elementos de seguridad pública, víctimas colaretales, hasta empresarios importantes en el estado.

Tres de los cuatro principales municipios con saldos violentos en este mes de septiembre, vivirán la primera reelección consecutiva: León con Héctor López Santillana, Irapuato con Ricardo Ortiz y Pénjamo con Juan José García. Sólo Salamanca tendrá alternancia con Beatriz Hernández de Morena.

Desde hace un par de años que las cifras de homicidios vienen incrementándose mes con mes, y este no fue motivo suficiente para que el exgobernador Miguel Márquez removiera de sus cargos a los titulares en materia de seguridad: Alvar Cabeza de Vaca como Secretario de Seguridad Pública, y Carlos Zamarripa Aguirre como responsable de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Un día antes de rendir protesta como gobernador constitucional del estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anunció, mediante un comunicado de prensa, su decisión de ratificarlos como los responsables de las áreas de seguridad en Guanajuato.

Rodríguez Vallejo prometió un “golpe de timón” en la estrategia de seguridad pública para Guanajuato, pero a unos días de haber asumido el mando como gobernador, las cifras de violencia extrema se mantienen en el estado y no se ha clarificado cuál es el plan concreto que los gobiernos estatal y municipales asumirán.

El municipio de Irapuato se colocó como el más violento del estado, con un total de 60 muertes provocadas ocurridas sólo en este mes que concluye. Las cifras lo colocan también como el mes con más homicidios en la historia local. En unos días dará inicio otro trienio, donde el municipio será gobernado nuevamente por Ricardo Ortiz Gutiérrez.

Ello mientras el gobierno municipal se pelea con empresarios al descalificar al presidente del Observatorio Ciudadano Irapuato ¿Cómo Vamos?, pero sin debatir los números que hasta momento ponen a Irapuato como el más violento en el estado.