Actualmente, tanto Rusia como Ucrania, se han acusado mutuamente de planear el uso de las conocidas como “bombas sucias”, a pesar de que ambos países rechazan estas acusaciones, la probabilidad de que se empiecen a utilizar este tipo de tácticas entre los países en guerra ha preocupado a la comunidad internacional.

Una «bomba sucia» (conocida también como dispositivo de dispersión radiológica) es un arma convencional cargada con material radioactivo, como el que se emplea en radioterapia médica, conservación de alimentos o en pruebas de materiales industriales bajo condiciones controladas”. Aunque por sí mismas no son armas nucleares, la radiación que producen podría causar daños a la salud e integridad de las personas que habiten cerca de la zona afectada. Su principal objetivo sería contaminar directa o indirectamente, “una zona geográfica y a las personas que allí se encuentren

Por su parte, el Ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, insiste en que su país no cuenta con esta clase de armamento y en ningún caso se ha planteado su utilización por parte del ejército.

Mientras que, en occidente, preocupa que esta situación se tome como una falsa bandera por parte de rusia para así, justificar el uso de armamento nuclear.

despirta guanjuato