El hallazgo lo hicieron campesinos que se dirigían a sus parcelas cerca de la comunidad Agua Tibia de Ayalaz. El cadáver comenzaba a ser devorado por la fauna silvestre.

A un lado del cuerpo había ropa que presuntamente pertenecían al hoy occiso; Un pantalón de mezclilla y una playera. Las autoridades ya trabajan pera esclarecer este homicidio.

Los restos fueron trasladados al semefo donde practicarán la necropsia de ley, a fin de esclarecer los hechos y la identidad del fallecido

despirta guanjuato