Mario González

Estar preparado, con los conocimientos necesarios y contar con mucha capacitación es como los rescatistas de Protección Civil del municipio de Dolores Hidalgo realizan su trabajo, y como parte de la capacitación, fue que rescatistas se trasladaron hasta una zona cerril de la sierra de Guanajuato, lugar al que tras algunos minutos de camino, pudieron acceder.

La zona cerril fue el escenario ideal para simular el rescate de una persona y también para realizar rapel.

Con el adiestramiento se busca que los rescatistas del municipio dolorense estén preparados para cualquier situación de emergencia, siendo así que este tipo de capacitaciones resulta de suma importancia, cuya finalidad es efectuar una buena labor en cada intervención y estar preparado para todos los escenarios posibles.

En esta capacitación es importante resaltar el compromiso que tiene el Director de Protección Civil Victor Vizuet, al velar por la seguridad e integridad de las personas manteniendo a los integrantes de la corporación bien capacitados.

La capacitación y el adiestramiento estuvo a cargo de dos reconocidos rescatistas chilenos quienes acudieron gustosos en compartir historias, y en especial los conocimientos traspasando fronteras.

El paisaje de la naturaleza sirvió en gran medida para recrear un escenario real donde las condiciones de acceso son de gran dificultad y en donde el traslado del paciente se vuelve de difícil acceso.

La jornada comenzó con el circular por caminos de difícil acceso, al llegar al lugar adecuado, los rescatistas comenzaron a instalar las cuerdas especiales desde las cuales descenderían, fijando desde varios puntos garantizando la seguridad de los mismos.

El apretar de las cuerdas y elaboración de nudos, fue una de las cosas que más tiempo llevó, al estar fijas y bien instaladas, la aventura del rapel comenzó, uno a uno los rescatistas de protección civil comenzaron su descenso y con ello la primera capacitación se llevó a cabo, posteriormente una tirolesa fue instalada, pasaba por encima de la cascada y estaba a más de 10 metros, la misión era transportar una camilla y un rescatista, uno a uno de los participantes fue pasando y con ello finalizaron la jornada.

Finalmente, y tras algunas horas, la capacitación culminó, la hora de regresar llegó y los entusiastas rescatistas iniciaron su regreso a la zona urbana de la Cuna de la Independencia Nacional.