En la reciente reunión del cónsul del Japón en Celaya, Katsumi Itagaki, reconoció que la violenta situación que vive el estado de Guanajuato y desde hace algunos años el municipio, ha frenado la llegada de inversionistas extranjeros, ante el temor de convertirse también en victimas.

El cónsul dijo que Celaya es un municipio que tiene un potencial muy grande para crecer todavía mas, pero que la situación ha interrumpido el crecimiento. Dijo, que incluso a los inversionistas y trabajadores que son enviados dese su país a México, se les tienen que dar charlas sobre la situación de criminalidad que se vive, pues en Japón los niveles son muy bajos y no del mismo impacto como se viven aquí, por lo que tienen que prepararlos mentalmente para los sucesos.

El mandatario, refirió que pocos, pero que incluso han tenido casos de extorsiones, además de que sus connacionales se han tenido que enfrentar a varias circunstancias violentas como el robo de autos, ataque a autos y robos a casa habitación.

Dijo que esto ha desmotivado en varias ocasiones a inversionistas a venir a México, ya que la mayoría lo hace con sui familia y por no verse expuestos, prefieren frenar los proyectos antes de tiempo.

Finalmente, dijo que la situación es alarmante, pero confían en que las autoridades hagan caso y sus peticiones, pues mencionó que incluso han solicitado mayor vigilancia en los lugares que concurren como tiendas de conveniencia, plazas comerciales y centros de trabajo.