Por: Ana Barrón

San Miguel de Allende, Gto. 31 de diciembre 2018.- En un intento por rescatar a su mejor amigo, un joven falleció ahogado ayer por la tarde cuando intentaba sacar a su can del cuerpo de agua donde había caído, pero por desgracia el joven resbaló y tras no saber nadar, perdió la vida.

El hecho se registró alrededor de las 6:00 de la tarde del pasado domingo 30 de Diciembre, en un rancho privado de nombre San Antonio, ubicado en las cercanías de la carretera San Miguel de Allende a Doctor Mora, en los límites con San José Iturbide.

Según se relató al personal de rescate de Protección Civil, el perro del ahora occiso se metió al estanque de agua de riego y no pudo salir, por ello, su dueño ingresó al bordo para sacarlo, pero se resbaló y no sabía nadar y solo comenzó a manotear, por ello el testigo corrió a pedir ayuda.

Y pese a la gran distancia entre la base de Protección Civil y el lugar del incidente, los cuerpos de emergencia llegaron casi de inmediato, mientras que a su espera, los encargados del rancho empezaron a vaciar el estanque de aproximadamente 6 metros de profundidad, ya cuando se llegó a los 3 metros, se observó la silueta del joven en el fondo del estanque por lo que se activó al equipo de buzos de Protección civil de San Miguel de Allende para recuperar el cuerpo.

Fue alrededor de las 22:00 horas cuando se rescató el cuerpo de quién fue identificado como Luis Vargas de 17 años de edad, oriundo de la comunidad del «Mezote» de San Luis de la Paz, pero al no poder hacer ya nada por el solo se dio a conocer la situación al Ministerio Público.

Hasta el lugar llego personal  de la Agencia de Investigación Criminal para que,  luego de recabar indicios, se hiciera el trasladado del cuerpo a las instalaciones del Servicio Médico Forense donde le fue practicada necropsia de ley, siendo la causa de fallecimiento asfixia por sumersión.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here