Presuntamente agobiada por los problemas sentimentales con su pareja, una mujer decidió escapar por la “puerta falsa” y, para conseguir su propósito, consumió alguna sustancia que la intoxicó y le acarreó la muerte sentada en la sala de su hogar.

Así, sentada y sin vida en un sillón, sobre varios papeles con textos dirigidos a su esposo, la encontraron sus familiares que, al verla, reportaron a la policía preventiva a fin de que tomaran conocimiento del suicidio.

Maria N., de 42 años, vivía en la calle Tamaulipas, colonia San Miguel, con certeza nadie de sus parientes supo decir a las autoridades qué llevó a la mujer a quitarse la vida con mano propia pero, al parecer, su mente estaba agobiada por ideas que no supo manejar y derivaron en que tomara la drástica decisión.

En primera instancia, las autoridades ministeriales consideraron que la fémina ingirió alguna sustancia para intoxicarse pero será la necropsia quien arroje la verdadera causa de muerte y, de no haber detectado intervención de otras personas en su deceso, el cuerpo será entregado para su sepultura y el caso archivado como un suicidio más registrado en el Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here