Lo que hace un año era una idea demasiado innovadora propuesta por el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud, donde él proponía la existencia de pruebas o test caseros de fácil acceso y manejo, para que la población hasta la más vulnerable se pudiera aplicar las pruebas de detección de covid-19, para evitar la llamada propagación prematura del virus y posterior a esto evitar que la enfermedad consumiera a sus huéspedes en el interior de sus hogares.

Hoy esta idea ya es una realidad, y se lleva el nombre de “Test de autodiagnóstico coronavirus” creada por la farmacéutica Española Aemps, da un resultado de respuesta del 95% de veracidad en menos de 15 minutos y de fácil aplicación indolora, a diferencia de las pruebas PCR, que además de ser molestas por tener que introducirse hasta la pared nasofaríngea  suelen ser muy tardadas y en algunas personas representativas de pena, miedo o vergüenza por tener la posibilidad de ser portadores de covid-19.

Una enfermedad que desde su aparición, su portación ha sido un tabú entre todas las sociedades del mundo, y que muchos por ocultar su sintomatología, por miedo al internamiento o el qué dirán no acuden a los centros de salud para realizarse las pruebas de diagnóstico y atenderse, por lo que estas pruebas caseras solucionan ese problema, al tratarse de un test de fácil acceso, por su venta en las farmacias y a un no muy elevado costo, le dan la opción al paciente de saber su estado de salud en la privacidad de su hogar y con menos temor a ser internado de inmediato y llevar un primer tratamiento en aislamiento.

Con estas buenas noticias se espera que dentro de un mes llegue la venta de estas pruebas a toda américa Latina, ya que por el momento solo se encuentra su distribución en toda la Unión Europea y gran parte de los Estados Unidos.

Charlie Zamora.