Después de las 10 de la noche, mientras se encontraba custodiando una toma clandestina de combustible en la colonia, la providencia 1,
un elemento de policía municipal de león, reporto por el radio a la cabina de emergencias 911 que estaba siendo atacado a balazos y necesitaba de apoyo.

Por esto, se movilizaron de manera inmediata elementos de la misma corporación para ayudar a su compañero quien gracias al chaleco antibalas que portaba, salvo su vida, pero presentaba lesiones y dolor debido al rebote del plomo en la placa del chaleco.

El uniformado de quien no se dieron a conocer sus datos, fue llevado a un hospital para su pronta atención médica y descartar lesiones que pudieran ser de gravedad.

En total fueron tres disparos los que recibió el elemento de policía y de los atacantes no se sabe nada ya que conto a sus compañeros que en la zona donde se encontraba cuidando la toma clandestina, no hay alumbrado público y la visibilidad es casi nula, dijo también que el ataque fue sorpresivo pues él se encontraba resguardando la toma clandestina y de pronto sintió el primer disparo, cuando se incorporó para contestar el ataque, no pudo ver de dónde provenía y entonces recibió los otros dos disparos.

La policía municipal inicio con la búsqueda de los responsables pero desafortunadamente nada se sabe, aunque se presume que eran criminales que deseaban tener acceso a la toma clandestina misma que es recurrentemente asegurada por autoridades.