Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 17 de enero 2020  

 Regina Luna

Cada año, a mediados del mes de enero, las carreteras de Guanajuato son abarrotadas por miles de peregrinos, quienes movidos por su fe, deciden viajar rumbo a la Basílica de la Virgen de San Juan, en San Juan de los lagos, Jalisco para agradecer a la virgen por diversas cosas, así como pedirle algún favor o milagro con la promesa de su regreso dentro de 365 días.

Voluntarios de la Cruz Roja, Protección Civil y personal del Hospital General de Dolores Hidalgo, desde hace cuatro años forman parte de los miles de católicos que buscan llegar con bien a San Juan de los Lagos.

Salieron de las instalaciones de Protección civil el pasado martes 14 de enero a las 11 de la mañana con el claro objetivo de visitar a su “Virgencita”.

Este grupo de creyentes realizan su cuarta visita en bicicleta, aunque para algunos es la primera, son personas orgullosas de inculcar la experiencia y la fe.

Visiblemente cansados, pero con fervor en su mirada, recorrieron las carreteras de Guanajuato hasta llegar a tierras jaliscienses.

Fueron tres días en bicicleta, soportar el intenso sol durante el día y las bajas temperaturas durante la noche, soportan tremendas caídas entre otras adversidades, no resulta suficiente para quebrantar la fe de este grupo de peregrinos que viajan cargando solo una mochila con algunas mudas de ropa amarradas en la espalda o en la bicicleta, y así confían llegar con bien a su destino.

Con anticipación planean su viaje, el martes su última parada fue en las instalaciones de la Cruz Roja Delegación Silao, donde pasaron la noche, con los primeros rayos del sol del día miércoles continuaron su viaje hasta llegar a territorio jalisciense, pernoctaron durante toda la noche en la comunidad “La Mesa” y finalmente el jueves, antes del mediodía, lograron llegar a su destino.

Dieron gracias por el buen viaje y por todos los favores frente al altar de la Virgen  y ese mismo día regresaron  rendidos por el largo viaje, pero felices y satisfechos siendo la forma que pueden expresar la pasión que sienten por la Virgen de San Juan y sus innumerables milagros.