El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó al Departamento de Justicia elaborar una legislación que imponga la pena de muerte en forma expedita y decisiva contra individuos responsables de tiroteos masivos como los perpetrados el 4 de agosto en Texas y Ohio.

Además, Trump informó que ordenó al Departamento de Justicia trabajar con agencias locales y federales, así como compañías de redes sociales, para desarrollar sistemas de alerta temprana ante amenazas internas de terrorismo.

Ley para revisar los antecedentes de los compradores de armas

Anteriormente, el presidente exhortó a los congresistas a aprobar una ley que exija revisar los antecedentes de los compradores de armas.

«No podemos permitir que los asesinados en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, mueran en vano. Nunca podremos olvidarlos, ni a los que murieron antes. Los republicanos y los demócratas deben unirse y lograr fuertes verificaciones de antecedentes [para comprar armas], quizás uniendo esta legislación con la tan necesaria reforma migratoria», escribió Trump en Twitter.

​​Según agregó, se debe conseguir «que algo bueno, si no grande, surja de esos dos trágicos eventos».

Un tiroteo que tuvo lugar el 3 de agosto en una tienda Walmart en El Paso, Texas, se saldó con al menos 22 muertos, entre ellos siete mexicanos, y 26 heridos.

El supuesto autor del crimen, Patrick Crusius, recorrió unos mil kilómetros, desde Dallas hasta El Paso, en la frontera de EEUU con México, para responder con las armas a lo que calificó en un manifiesto publicado en internet como «invasión hispana».

Varias horas después, otro tiroteo dejó 9 muertos, además del agresor abatido por la policía, y 27 heridos en el centro de Dayton, Ohio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here