Ocho personas, entre ellas dos de nacionalidad mexicana, resultaron heridas después de que un taxi arrollara a un grupo de personas junto a la Plaza Roja de Moscú que se encontraba repleta este sábado de aficionados que acudieron a la Copa del Mundo de Fútbol.

De acuerdo al Ministerio del Interior ruso, el conductor del vehículo, declaró, tras ser detenido, que había perdido el control del vehículo y se había subido a la acera en una calle adyacente a la Plaza Roja.

Sin embargo, la filmación de una cámara de seguridad, genera sospechas sobre si el chofer tuvo intenciones o no de atropellar a esas personas. Sobre todo por el modo en que huyó corriendo cuando varios testigos lo hicieron salir del vehículo.
Entre los ocho heridos hay dos mujeres mexicanas, dos ciudadanos azerbaiyanos, dos rusos y un ucraniano, aunque, según fuentes sanitarias, la vida de los heridos no corre peligro y solo una mujer se encuentra en estado grave.

Fuentes de la Embajada de México informaron de que las dos heridas de ese país están bien, solo sufrieron algunos golpes y contusiones y tras ser atendidas por personal sanitario en el lugar del suceso, no requirieron hospitalización.

La causa preliminar del accidente ha sido la pérdida del control del vehículo. El conductor ha sido detenido y llevado a comisaría, señaló el Ministerio del Interior citado por la agencia Interfax.

El conductor del taxi es un kirguiz de 28 años, según su carnet de conducir, cuya foto fue publicada por el Centro de Control de Tráfico en Twitter.

Según datos oficiales, unos 40.000 mexicanos han llegado a Rusia para asistir al evento deportivo.