Por segunda noche consecutiva esta cabecera municipal fue escenario de balaceras que rompieron con la “tranquilidad” en que viven los apaseoaltenses, aunque surgieron rumores acerca de personas muertas, la información oficial precisó que solo hubo una casa y un auto rafagueados.
Antier, en la colonia Manuel Ávila Camacho, presuntamente en la calle José Mendoza, una vivienda recibió impactos de bala a manos de sujetos no identificados, derivado de ello, corrió la especie de que un político había sido herido, pero, finalmente, en este aspecto no hubo nada que lamentar.

Casi a la misma hora, las 22:15 de este jueves, dos balaceras pusieron en alerta a los habitantes de la colonia Manuel Ávila Camacho y del área conocida como “El Barrio Chino”, donde incluso reportaban dos hombres muertos.
Verificado por autoridades, constataron que no hubo víctimas mortales o lesionados, en cambio, una auto marca Cadillac, abandonado en la calle Revolución, presentó varios impactos de bala en la carrocería.
La unidad fue encontrada por policías del Mando Único, tenía el motor encendido y las puertas abiertas, presuntamente, sus tripulantes fueron objeto de un “levantón” pero ninguna autoridad confirmó esta versión.
En la segunda balacera, reportaron que una vivienda ubicada en la esquina de Miguel Alemán y José Mendoza, había sido objeto de un rafagueo en su fachada sin que hubiese lesionados.
Frente a este domicilio quedaron regados casquillos de las balas disparadas por los sujetos no identificados, ante la tardanza de la policía para resguardar el lugar, personas que transitaban por ahí tuvieron que esquivar los cascajos a fin de no moverlos de su posición original.