En pleno jardín principal y ante la mirada de asombro de la gente que paseaba por ahí, un hombre fue asesinado al estilo ejecución por sujetos que lo estaban cazando y que le arrebataron la vida en la esquina de las calles Matamoros y Victoria, a eso de las 18:00 horas del sábado.

El finado llevó en vida el nombre de Alejandro, según testigos presenciales caminaba por esa zona cuando de pronto fue rafagueado por sujetos no identificados que iban en una camioneta blanca.

Los atestiguantes, indicaron que segundos antes del ataque a mano armada, pasaron otros individuos vestidos de negro y a bordo de un coche blanco que a voz en cuello les gritaron a los transeúntes que se “quitaran todos a la chingada si no querían que les tocara un plomazo”, casi de manera instantánea, escucharon los disparos y el rechinar de llantas alejándose hacia el lado norte de la cabecera municipal.

Recuperados de la impresión, poco a poco, los curiosos fueron acercándose a la esquina, ubicada frente al edificio de la Presidencia Municipal, para ver qué había sucedido y pedir el envío de una ambulancia a fin de auxiliar al herido.

Empero, esto era innecesario pues la muerte llegó por el lesionado a los pocos segundos ya que las balas le destrozaron el cráneo por la parte de la nuca y quedó tendido bocarriba en el pavimento de la calle.

Apenas se recuperaban de lo sucedido en el Jardín, cuando escucharon balazos en las inmediaciones de la calle Narciso Mendoza, donde afirmaron otras personas que tenía su domicilio el finado.

Prácticamente, las cuatro calles adyacentes al jardín principal fueron cerradas a la circulación para evitar que se contaminara la escena y porque la calle Matamoros y Victoria son el acceso directo al centro de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here