El interrogatorio policias de Nikolas Cruz, acusado de matar a 17 personas en un tiroteo en una escuela en la ciudad de Parkland, Florida, en febrero pasado, fue difundo al dominio publico y sigue revelando hechos escalofriantes sobre el cruel ataque.
La Fiscalía del condado de Broward este miércoles divulgó varios videos de la confesión que realizó Cruz pocas horas después de cometer la masacre en la secundaria Marjory Stoneman Douglas.

Cruz, de 19 años, le dijo al detective John Curcio el 14 de febrero de 2018 que había disparado con un fusil de asalto a alumnos y profesores dentro del centro del cual había sido alumno.

El asesino aseguró que fue una voz en su cabeza que escuchaba desde que su padre adoptivo murió la que le dijo la noche antes que hiciera daño a la gente.

Fue esa voz, que asegura que empezó a oír más a menudo tras la muerte de su madre adoptiva en noviembre de 2017, la que le sugirió tomar un Uber y dirigirse a su antigua escuela el pasado día de San Valentín.

Lo que se mantiene fuera de la luz pública son los detalles del tiroteo para no perturbar a los sobrevivientes ni a las familias y allegados de los que murieron en la Marjory Stoneman Douglas.
Durante el interrogatorio Cruz cuenta que compró armas para «protegerse» del demonio, al que a la vez consideraba un «amigo imaginario».
Para tratar de eliminar esa voz en su mente, el joven confesó haber tomado «muchas drogas», como «Xanax», fármaco utilizado para crisis de angustia o ataques de pánico, y marihuana.
Además, trató de suicidarse dos meses antes de la masacre mediante una sobredosis de ibuprofeno, así como mediante la ingesta abusiva de alcohol, unos pensamientos suicidas que aseguró tener a menudo por su soledad, especialmente tras la muerte de su madre.

Una semana antes del 14 de febrero, el joven pensó ir a un parque y perpetrar allí la masacre, pero finalmente no lo hizo. Lo que le llevó a dirigirse finalmente a la escuela fue que su depresión empeoró, además del recuerdo de una pelea que tuvo con otro alumno por una chica cuando estudiaba allí.

Cruz gasto un total de 4.000 dólares lo que se había gastado en armas y munición, en tiendas como Dick’s Sporting Goods, que dejó de vender fusiles de asalto y restringió las ventas de armas a menores de 21 años tras el tiroteo de Parkland.

Cruz, aseguró que no pensaba que era latino sino blanco y dijo además que le gustaba escuchar música «triste» rusa y alemana, tal y como le ordenaba el «demonio».
El pasado fin de semana, un informe del distrito escolar de Broward sobre el historial estudiantil de Cruz evidenció fallas a la hora de tratar sus comportamientos violentos y antisociales. El informe sostiene que debería haber obtenido ayuda especial en la propia escuela.