Tras ser sometido a una cirugía, murió ayer en un hospital privado Humberto Rodríguez Coronel, alias El Canelo, líder regional del Cártel del Pacífico y sobrino del capo Ignacio, Nacho, Coronel Villarreal.
La Fiscalía General del Estado de Durango confirmó el deceso de Rodríguez Coronel, quien tras estar recluido en el Centro de Reinserción Social No. 1 de Durango fue trasladado para ser intervenido quirúrgicamente, para luego fallecer.

El occiso fue detenido en esta ciudad en marzo de 2013 por elementos de la Secretaría de Marina, junto con otras cinco personas, acusadas de secuestro, desapariciones forzadas, distribución de drogas y trasiego a Estados Unidos.
La dependencia informó, tras su detención, que estas seis personas portaban tres fusiles AR-15, dos AK-47, 85 cartuchos para diferentes pistolas y 175 cartuchos para AK-47, además de tener polvo blanco con características de cocaína, polvo granulado con características de droga sintética y dos bolsas con masa color obscuro con las características de la heroína.

Rodríguez Coronel era originario del municipio serrano de Canelas, Durango, y se le responsabilizó de controlar desde Durango y Chihuahua parte del comercio de drogas hacia Estados Unidos, y con operaciones también en Sinaloa y Coahuila.