La prueba de los 400 metros vallas de los campeonatos de atletismo de la Conferencia Sureste de Estados Unidos en Fayetteville (Arkansas) se resolvió de manera inusual cuando Infinite Tucker, un corredor estadounidense, decidió lanzarse en plancha cerca de la meta para poder lograr el triunfo.

Tras ver cómo su rival le alcanzaba a pocos metros del final, el atleta decidió jugarse el tipo para así poder llegar antes que él, consiguiendo ganar la carrera aunque se lastimó en la caída. Segundos después del golpe fue atendido por sus compañeros en la pista. Tucker superó así su resultado de 2018, año en el que quedó subcampeón.

despirta guanjuato