Mineral de Pozos es un atractivo turístico importante para el estado de Guanajuato, por las maravillas que alberga, por ejemplo, la Parroquia de San Pedro Apóstol, que aún conserva el púlpito original y sus paredes que están recubiertas de frescos.

O la tradicional bebida colonche elaborada con tuna roja fermentada.

Los campos de lavanda, están muy cerca de Mineral de Pozos, suelos cubiertos de flores moradas, mismos que su aroma inunda el paisaje y la nariz de quienes se acerquen.  

La lluvia de estrellas se hace presente en casi cualquier noche, donde el lugar perfecto para admirarlas es cerca de la escuela modelo en el camino que conduce a las minas.

El pueblo mágico de Mineral de Pozos, fue una ciudad de extracción de minerales muy importante durante la colonia y el Porfiriato, pero tras el cierre de éstas, el municipio quedó abandonado, dejando únicamente las ruinas de lo que un día fueron plantas de beneficio, y minas.

El semidesierto que conduce a algunas de ellas hace parecer que se recorrer un escenario de película, donde se solía ofrecer un recorrido en bici, por los muros destruidos de varias minas, el tour lo tomaban los turistas intrépidos durante dos horas y media para después adentrarse a las minas donde se extraían oro y plata en su mayoría.

 La ex hacienda Santa Brígida es el icono del lugar, pues en este lugar están los hornos de los jesuitas, quienes explotaban las minas y eran usados para separar el mineral de las rocas y que hoy son un emblema de este municipio.

El paisaje de Mineral de Pozos parece remontar a la época de oro de las minas, es un mágico lugar, sin embargo, esta belleza está a punto de terminar, pues fraccionarios comienzan a adueñarse de ellas, ya no hay acceso para apreciar la vista ni de la hacienda santa brigida, ni de otras de las muchas minas abandonadas, todo esta cercado con púas, nuevas generaciones no conocerán de el lugar como pueblo fantasma, las estrellas no se podrán apreciar porque estarán opacados con el ruido y luz de una ciudad que dejará de tras su belleza para convertirse en calles, y casas costosas.

Ya no habrá paisajes románticos, ni vistas únicas que en ningún lugar del país ni del mundo se pueden apreciar.

El tren abandonado abrirá puertas para otros fines de interés lucrativos, donde solo unos cuantos se beneficiarán. Dado la ambición de algunos por llenar sus bolsillos el estado de Guanajuato, pierde lo que puede ser el pueblo fantasma más importante emblemático y hermoso de todo México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here