A pesar de que en múltiples ocasiones la población guanajuatense ha manifestado su rechazo ante el comienzo de la explotación minera en la zona sur de la capital de nuestro estado, en la zona conocida como El chorro.

Un lugar conocido por los ecologistas como la cuenca alta del rio temascatio, una zona de vital importancia para la capital del estado, debido a que es una área de recarga de mantos freáticos. Es decir que en esta zona se recoge el agua que alimenta mediante veneros subterráneos la batería de pozos del sur de Guanajuato.

Sin embargo y a pesar de que en la zona también se han encontrado vestigios arqueológicos, la empresa minera fresnillo plc continua con las exploraciones mineras en esta zona poniendo en riesgo el agua de la zona, afectando el monte y la vida del mismo con los caminos que construyen para sus máquinas, preparando el camino para, en un futuro, perforar la tierra por debajo para extraer las riquezas y dejarla hueca, para que el agua se almacene en la mina vacía y se contamine, y no llegue con la misma intensidad y pureza a los pozos que alimentan a Guanajuato.

Y aunque parezca una actividad suicida, fresnillo plc la sigue realizando  con permiso de las autoridades que han vendido nuestras tierras con todo y sus riquezas  por los próximos 50 años.

Muestra de ello son las innumerables muestras de exploraciones mineras que se examinan minuciosamente para ubicar por donde pasan las vetas del mineral en el subsuelo, preparando la depredación y el saqueo que ya hemos visto en otras partes del municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here