Cerca de 1750 personas del municipio de Abasolo, se encuentran en estado de desesperación total, luego de las inundaciones que dejaron las lluvias del primer fin de semana del mes de septiembre. Entre aguas negras, los habitantes de la comunidad de Santa Cecilia, tratan de rescatar lo mas que puedan, mientras que las autoridades tratan temas al parecer mas importantes.

Cuando actualmente los afectados tratan de cuidarse en la medida de lo posible de verse todavía mas afectados, quienes debieron haberse asomado, primeramente, han brillado por su ausencia.

Los habitantes de santa Cecilia, tienen que trabajar, sacar sus cosas, recatar sus pertenencias y salvar sus animales repletos de aguas negras, arriesgándose a una infección de cualquier tipo, arriesgando su salud y la de sus familias, luchando por superar la adversidad… mientras que el secretario de salud Daniel Díaz Martínez, tomó mas importante asistir a entregar reconocimientos anti soborno, desatendiendo el gravísimo cuadro de salud que se avecina, ya sin mencionar lo agravante de la pandemia.

Por otro lado, el flamante gobernador Diego Sinhue, quien ya cumplió una semana de gira por Europa, anda mas preocupado por los negocios que le puedan dejar ganancias los próximos 3 año, que por mandar apoyo a los que ya son parte de su gobierno.

El gobernador ha estado muy ocupado publicando en twitter sus reuniones con empresarios extranjeros, que no ha tenido tiempo de mandar un mensaje a sus ciudadanos afectados, pues puede distraerse, y pues claro, el dinero es primero.

Ni la secretaria de Gobierno Libia Denisse García Muñoz Ledo, ni el coordinador estatal de protección civil, Luis Antonio Guereca Pérez se presentaron en la zona de desastre, quienes debieron ir en lugar del gobernador ausente.

En cambio, la elegida, la enviada, fue la esposa de Diego sinhue, Alejandra Ramírez, quien debió acudir a mojarse sus botas en ausencia de todos los funcionarios mencionados.

La primera dama, tuvo que acercarse a los afectados y escuchar sus reclamos, si que ningún otro funcionario de alto nivel la cobijara, aunque esto no les impidió a la comitiva, para aprovechar el momento y entrar a una de las zonas mas afectadas y posar para tomar la foto para el boletín.