México, en lo que va del año, ha vivido uno de los periodos más sangrientos de la historia, con enfrentamientos armados entre delincuentes con autoridades, ejecuciones a plena luz del día, una excesiva violencia política con más de 100 candidatos y funcionarios de todos los partidos, asesinados a sangre fría, embolsados, y las ya clásicas ejecuciones que tienen como sello una cartulina que los acompaña con un mensaje hacia un individual o un grupo delictivo en específico.

Violencia que se ha presentado en todos los estados y no distingue clases sociales u oficios, tan solo en Guanajuato la semana pasada, hubo más de 40 muertos en diferentes ciudades, hecho que tiene aterrorizada a la población,

En la ciudad de México, El número de asesinatos en los primeros seis meses de este 2018 tuvo un incremento de 66% respecto del mismo periodo de 2014, que se distingue por ser el año donde la violencia en el país, incremento
Ese año la Procuraduría capitalina reportó 361 carpetas de investigación por el delito de homicidio.
La tendencia es ascendente desde entonces. Al cierre de 2014 las autoridades habían abierto 749 investigaciones por homicidio doloso, que aumentaron a 854 en 2015.
Para 2016 el número subió a 952 y a 1.085 al concluir 2017

Este lunes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó además que 2017 fue el año más violento en la Ciudad de México en todo el país al reportar 1.315 homicidios.
Esta ola de violencia ha dejado escenas que antes sólo se veían en estados como Tamaulipas o Veracruz, de los más afectados por el combate al crimen organizado y el narcotráfico o que solo se veían en Sinaloa, que sigue sobresaliendo como el estado con mayor influencia del narcotráfico.
Pero, existe un factor común en toda esta ola de violencia que se ha presentado en el país, y ese factor se llama Enrique Peña Nieto, desde que comenzó con su mandato, la violencia ha ido aumentando en México y el poder de los grupos delictivos y del narcotráfico también ha sido mayor, no olvidemos ese incidente que aún queda sin responder y por el cual miles de mexicanos seguimos reclamando, la desaparición y asesinato de los 43 estudiantes de ayotzinapa, y aun le restan unos meses a su mandato pero tal parece que nunca se tendrá una respuesta clara de lo sucedido.
Y mientras la gente muere en las calles, el gobierno o mejor dicho los gobiernos solo dicen que se encuentran trabajando en el tema de seguridad y que harán algo para reducir la violencia pero la realidad es que nada sucede y la realidad que muchos habitantes conocemos es otra, y es, que en las calles la gente está muriendo, pues la guerra entre los grupos delictivos y del narcotráfico, a pesar de ser cerrada y entre ellos, deja daños colaterales, y seguramente las altas esferas se llenan las bolsas gracias a trabajar de manera conjunta con todos estos grupos delictivos, autoridades ineptas que solo vienen a robar.
Esta mañana nos llegó a la redacción de TV libertad, un video donde podemos apreciar la cruda realidad que se vive en el país, una cruda realidad que las autoridades se niegan a ver y hacer caso, en el video se aprecia un enfrentamiento armado entre lo que parece ser un grupo de sicarios a bordo de una camioneta y elementos del ejército, no existen más datos acerca del video que nos llegó, no se sabe con claridad en que municipio ocurrió o bajo que contexto se dio el ataque pero es un claro ejemplo de la tormentosa violencia que día a día, mata a los mexicanos, mexicanos que vivimos con la esperanza de un cambio y que como ya lo demostramos el pasado 1ero de julio, hemos puesto nuestra confianza en el nuevo monarca que a fin de año llegara y el cual esperamos que comience con el cambio.
Porque al ritmo que vamos, no tarda mucho para que los ciudadanos mismo, empecemos a armarnos y nosotros mismos, comencemos con la limpia de escoria que afecta nuestra integridad.