En la colonia San Isidro fue escenario de dos crímenes, uno de los cuales llamó la atención pues fueron agredidos a balazos un abuelo y su nieto, dentro de una casa, paradójicamente, ambos hechos de sangre ocurrieron en un perímetro cercano a las instalaciones de la policía preventiva.


El primer asesinato tuvo lugar a las 4:00 de la tarde dentro de una casa establecida en la calle Río Colorado, donde vecinos escucharon detonaciones de arma de fuego y pidieron la presencia de policía y ambulancia para atender a un hombre de edad avanzada y a un menor, del cual no proporcionaron su edad.


De acuerdo con las primeras versiones del suceso, varios sujetos ingresaron a la vivienda buscando a alguien, sin embargo, al no encontrarlo, dispararon contra quienes estaban ahí y huyeron con rumbo desconocido a bordo de una motocicleta.


Los sicarios arribaron a bordo de una motocicleta, tocaron a la puerta, preguntaron por alguien y como el anciano les respondió que no estaba, ingresaron para revisar y, al salir, dispararon contra el abuelo y el nieto.


En el lugar, falleció el anciano casi al instante pues recibió varios disparos en el cuerpo, mientras que el menor de edad se debate entre la vida y la muerte a causa de varias lesiones que presenta.
Cuando las autoridades realizaban el protocolo de Ley para levantar el cadáver, habitantes de otra calle acudieron para reportar que un hombre había sido asesino cerca de ahí, en Luis Pasteur, donde yacía tirado en el piso luego de ser atacado por sujetos que viajaban en una motocicleta.


Por el momento, esta persona se encuentra como no identificado en la morgue, la versión de testigos precisó que iba caminando por la avenida cuando lo cercaron los motociclistas y sin ningún miramiento le dispararon directo a la cabeza por lo que al caer al piso ya estaba muerto.


Las características del finado son que tiene una edad aproximada los 30 años, vestía pantalón negro y camisa blanca, alrededor suyo quedaron tirados varios casquillos de arma de fuego que levantaron los peritos para su análisis en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here