El amor de madre es el más puro y sincero, pero que desagradable fue este 10 de mayo, para aquellas mamás que por la inseguridad del país han perdido un hijo y las autoridades no hacen nada.

Fue así que madres desesperadas en busca de sus hijos desaparecidos protestaron en su día a fuera del palacio nacional, en un día que debería compartir con sus seres queridos, tranquilo y feliz. 

Olga Sánchez Cordero, secretaria de gobernación y Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, fueron quienes atendieron a las dolientes, quienes mencionaron que cada año estaban más “vieja y enfermas” y López Obrador no cumplía lo que les había prometido, pues dicho tema seria prioritario prioritario.

Esto sucede luego de que una nueva ley de la Fiscalía General de la República haya sido propuesta en el que involucra reducir las responsabilidades del organismo en cuanto a la búsqueda de los desaparecidos.

Pero mientras las madres pedían ayuda entre llanto, angustia y desesperación, Andrés Manuel, tranquilamente ofrecía un concierto desde el interior del recinto político, en donde amenizó Eugenia León abriendo con las “mañanitas”, dedicándolas a las madres que esta entre nosotras y a las que se han ido, dijo Obrador.