El actor estadounidense Luke Perry, conocido por su papel de Dylan McKay en la serie Beverly Hills 90210, falleció este lunes a los 52 años tras sufrir un derrame cerebral la semana pasada, informó su representante, Arnold Robinson.

El intérprete, que apareció en películas como Buffy the Vampire Slayer, 8 Seconds o The Fifth Element, murió en el hospital St. Joseph, de la localidad de Burbank (California), rodeado por sus hijos, Jack y Sophie, y sus familiares más cercanos.

Un equipo de emergencias se presentó en la residencia del actor en Sherman Oaks (California) el pasado miércoles por la mañana y fue llevado a un hospital cercano, según detalló la web TMZ.

Perry, que tiene un papel en Once Upon a Time in Hollywood, la nueva película de Quentin Tarantino, trabajaba en la actualidad en la serie de CW Riverdale.

El actor fue hospitalizado el mismo día que se anunció que la serie Beverly Hills 90210 regresaría con un nuevo enfoque y con antiguos miembros del reparto como Jason Priestley, Jennie Garth, Ian Ziering, Gabrielle Carteris, Brian Austin Green y Tori Spelling.

Perry, que permaneció en la serie durante diez temporadas, no fue anunciado dentro del grupo de actores originales que estarían de regreso.

Según la web TMZ, había acordado aparecer en la serie como invitado, pero no podía tener un papel más relevante debido a sus compromisos con la agenda de Riverdale.

Ese formato fue una de las series más populares de los años noventa y un enorme fenómeno internacional, especialmente entre el público juvenil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here