Arropado por la clase política y autoridades universitarias, y con fundamento en tres elementos: la continuidad -no continuismo-, la progresividad y la adaptabilidad, y apostando por el gran proyecto de la universidad pública y la espiritualidad, Luis Felipe Guerrero Agripino tomó protesta como rector general de la Universidad de Guanajuato para el periodo 2019-2023, haciendo énfasis contundente en quitarse las togas rectorales y doctorales para ponerse el overol universitario.

Sus objetivos son incrementar la matrícula, pero con el compromiso de ofrecerle a cada alumno que ingrese una trayectoria de éxito; equidad regional, inclusión, pertinencia, más becas, apoyo a proyectos de emprendimiento, mejores condiciones para la planta académica, disminución de procesos burocráticos, y lograr una universidad digital en sus trámites.

Deneck Inzunza.

despirta guanjuato