Cicatrices, marcas de nacimiento, imperfecciones de la piel que nos han dejado marca de por vida, son solo algunas de las huellas que la tinta puede cubrir.

A menudo nos acomplejamos por nuestras particularidades o incluso nos pueden traernos duros y tristes recuerdos. Pero la solucion no se ecuentra tan lejos,para poder transformarlas en algo muy diferente de lo negativo.

Y no hablamos solamente de lo emocional, sino también de lo físico. Elegir transformar algo que apriori nos duele en algo positivo, está en nuestras manos.

Una gran solicion esta en los tatuadores, capaces de tranformar una herida en algo hermosos como lo que vemos en estas fotografías son capaces de transformar con su talento e ingenio las peculiaridades y marcas de la piel o en bellas y pequeñas obras de arte.

despirta guanjuato