Por: Ana Barrón
San Miguel de Allende, Gto.- Con mucha emotividad y fervor, la mañana de este “Viernes Santo”, la feligresía de la Colonia “San Luis Rey”, realizó la edición número 18 del “Viacrucis Viviente” en el que se muestran los sufrimientos vividos por Jesús desde que fue hecho prisionero hasta su muerte en la cruz y su sepulcro.
Se trata de un grupo de hombres y mujeres de diferentes edades quienes han encontrado sentido a muchas cosas en su vida a través de su cercanía con la iglesia y de interpretar los diferentes personajes que fueron parte de los padecimientos de Cristo rumbo a su crusificcion, algunos incluso han enderezado el rumbo de su vida.
El evento comenzó desde las 9:00 de la mañana en que Jesús de Nazaret, fue presentado por los sumos Sacerdotes y la gente ante Poncio Pilato para su juicio, culpado de hacerse pasar por el rey de los judíos y Poncio Pilato, al ver que la gente pedía un castigo, mandó azotar a Jesús.
Los soldados lo colocaron sobre una columna, en la que lo azotaron y humillaron, colocándole así una corona de espinas y un manto. Al volver con Poncio Pilato, la multitud clamaba la crucifixión; y fue así como Poncio Pilato se lavó las manos y exhortó a la gente a hacer lo que quisieran con el enjuiciado.
De ahí los personajes recorren las calles de la Colonia para llegar al cerro donde se hará la crusifixion, el momento más emotivo de la representación, donde además se reza y se leen algunos pasajes de la Biblia a modo de reflexión y los sentimientos están a flor de piel.
Esta bella representación, realizada por los vecinos y colonos de la “San Luis Rey”. La cual se espera que crezca cada vez más, para que esta bella tradición perdure y se mantenga por cientos de años como otras procesiones que se realizan en la ciudad.