06 de enero 2020

Por: Gladis Montserrat Padrón

San Miguel de Allende, Gto.- Ya pasó la Navidad y ahora, con la llegada de los Reyes Magos, la mayoría de niños recibieron juguetes electrónicos con conectividad a internet, pero con ello, también llega la advertencia a los padres de familia sobre el uso que sus hijos les dan, pues existen aplicaciones que más que juguetes son espías.

Bajo el proceso tecnológico en el cual vivimos, mismo que se desarrolló de forma exponencial con la pandemia de Covid-19, la naturaleza de los regalos en las fechas más importante para los niños como Navidad y Reyes Magos, las cartas en los zapatos ya no piden balones, muñecas y cochecitos de antaño, la moda son celulares, tabletas, computadoras, drones y con ello el acceso al internet con un sinfín de aplicaciones que abren un mundo de posibilidades para que los menores jueguen, que no tiene nada de malo, pero los smart toys (juguetes inteligentes), pueden afectar la privacidad de los niños con el simple hecho de aceptar el botón de acepto condiciones de funcionamiento.

Existen juguetes que sin la autorización de los padres o los niños, alimentan sus almacenes de información con la ubicación exacta del smart toy y puede tomar fotografías o capturas en el momento que lo desean y qué decir de la información personal como fotografías y videos que son guardados en la  nube.

Por esta razón se pide a los padres de familia supervisar las aplicaciones y juegos en los que inocentemente sus hijos pasan tiempo de ocio.