Familiares y vecinos de dos presuntos huachicoleros que murieron en un ataque armado sacaron a la fuerza los cuerpos de un hospital privado ubicado en el municipio de San Martín Texmelucan, en Puebla, para evitar que el Servicio Médico Forense los trasladara y abriera una investigación ante el Ministerio Público.

Los dos presuntos criminales murieron durante la mañana de este martes en la comunidad de San Lucas El Grande, municipio de San Salvador El Verde, donde fueron atacados a balazos desde un automóvil Jetta cuando estaban parados en el cruce de las calles Matamoros y 18 de Marzo.

Al lugar llegaron policías municipales de San Salvador El Verde y paramédicos del Servicios de Urgencias Médicas Avanzadas, quienes fueron blanco de ataque por parte de los pobladores que intentaban impedir el traslado de los heridos.

Escoltada por patrullas municipales, la ambulancia logró salir del lugar y llevar a los heridos al hospital privado Libert, a donde llegaron ya muertos.
Las víctimas fueron identificadas como Julio Mena Pérez y Héctor Gutiérrez, conocido como «El Tacubayo», presunto líder de una banda de huachicoleros de la zona. Los dos fallecieron por heridas de bala en la cabeza.

Horas más tarde los familiares irrumpieron en el hospital por la fuerza para reclamar de manera violenta los cuerpos de las víctimas.

Pese a los reclamos, la administración hospitalaria llamó a la Policía Ministerial. En ese momento familiares y vecinos bloquearon con piedras y llantas en llamas la calle principal de San Martín Texmelucan para impedir el arribo de las autoridades y del Servicio Médico Forense que debía trasladar los cuerpos para la autopsia de ley.
San Martín Texmelucan y sus alrededores son una de las zonas más conflictivas del estado de Puebla, como centro de operaciones de bandas dedicadas al robo de combustible.

despirta guanjuato