Lorena Alfaro, ratificó a la mayoría de los directores para su administración, el de transporte, el mas polémico.

La administración de la presidenta Irapuatense, Lorena Alfaro, iniciará su gobierno con cuatro funcionarios públicos que repetirán cargos durante su administración en el periodo 2021-2024.

Se trata de los titulares de las direcciones de programación y Desarrollo Gubernamental, Sustentabilidad, Desarrollo Rural y el Instituto Municipal de Cultura, Arte y Recreación. En la Dirección de Programación y Desarrollo Gubernamental dará continuidad Alma Delia Delgado Juárez, fue Directora de Mejora Regulatoria y Procesos Gubernamentales, así como Directora de Gestión Gubernamental del Gobierno de Irapuato.

Esther Córdoba Aguirre continúa al frente de la Dirección General de Sustentabilidad, ya se había desempeñado como Regidora del Ayuntamiento 2006-2009, Directora General de Comudaj y Directora del Parque Irekua.  

En la Dirección General de Desarrollo Rural, continúa Jorge Israel Lizama Ibarra, trabajó en cargos como Director de Gestión, Programas y Apoyos, Coordinador de Programas Federales en Desarrollo Social y Coordinador de Programas Sociales en DIF.

En el Instituto Municipal de Cultura, Arte y Recreación (IMCAR), dará continuidad Atala Adriana Solorio Abreu.

Por otra parte, trascendió que el nuevo director general de Movilidad y Transporte (que tiene 3 Direcciones) del municipio de Irapuato es Alfredo Torres Nohra, quien ya colaboró en las administraciones municipales de Sixto Zetina Soto y de Ricardo Ortiz Gutiérrez; fue director de la antes policía Policía Vial ahora secretaria de seguridad ciudadana.

Este mismo funcionario, fue destituido de su cargo por decisión de los allegados a Sixto Zetina Soto cuando se desempeñaba como director y solamente argumentando vacaciones, para luego confirmarse que había sido despedido de la dirección, aunque se le vio vinculado con un desfalco de recursos de una empresa de publicidad de Guadalajara la cual habría realizado campañas de prevención vial a la que se le adjudicaron facturas por un millón de pesos al municipio y que sucedió mientras Torres Nohra era titular.