Mala suerte o justicia divina, dos sujetos que intentaron meterse a robar a una vivienda ubicada en la colonia León Moderno, aparentemente perteneciente a un sacerdote, fueron interceptados por policías preventivos, que se encontraban cerca de la zona, y quienes al recibir el reporte fueron hacer una inspección, al tener a los dos masculinos a la vista, los uniformados les dieron alcance, por lo que los delincuentes sacaron armas y comenzaron a disparar, por lo que los policías repelieron la agresión.

En el intercambio de balas uno de los delincuentes fue alcanzado por una que le dio en la cabeza, cayendo en el asfalto al momento, su cómplice fue al igual herido, pero este alcanzo a darse a la fuga.

El hombre amante de lo ajeno fue trasladado en una ambulancia de bomberos, que llego para atenderlo, pero la mala suerte del ratero, no quedo en la detención o en el la herida que recibió, pues en el trascurso del viaje al hospital, una patrulla choca contra la unidad médica.

Del choque resultaron heridos un paramédico y un policía, al igual que el delincuente que viajaba en la ambulancia. Tras el suceso, se trasladaron socorristas de la cruz roja, quienes atendieron a los tres heridos y llevarlos a distintos hospitales.     

despirta guanjuato