Los dolorenses le exigen al gobernador que haga su trabajo y que ayude a los municipios sobre todo con la seguridad, pues este siempre ha sido una de las mayores peticiones de la ciudadanía, pues sin este el turismo también es afectado y por ende la economía de los dolorenses.

Otra parte de la población continua sin conocer su trabajo, sus avances o de plano ni habían escuchado su nombre, por lo que no lo reconocen como el gobernador del estado.

Esto continúa siendo una de las partes mas criticas de su imagen pues el desconocimiento de sus mismos políticos, estanca al estado al no saber a quien se le debe exigir el progreso.

Pero también está la parte que va con ojos buenos ciertas acciones que, aunque no funciones creen que la intención es lo que cuenta pues después de tantos fracasos de los gobernantes ya lo que sea es bueno… la intención y las mínimas acciones. Asta se le perdonan los errores.

Mientras el gobernador no priorice las necesidades de su pueblo los resultados no cambiaran, una cosa importante que debe tomar en cuenta es que el pueblo se cansa de los malos gobernantes asta llegar a un punto en que ni la fe hará que continuemos confiando en el.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here