La alerta roja de aviación es la máxima en una escala de cuatro colores y, según el Observatorio Vulcanológico para la Aviación, significa que hay una emisión importante de cenizas en la atmósfera.

La emisión, que ha durado dos minutos y ha estado acompañada de temblores, ha provocado una columna de ceniza de seis kilómetros de altura y ha quemado zonas de bosque cercanas al cráter.

Pese a la advertencia, la nube, no ha afectado las operaciones del aeropuerto internacional Pero sí que ha perjudicado a los habitantes de zonas cercanas. Las autoridades de la isla,han ordenado la evacuación de los residentes en las laderas y que los turistas se mantengan alejados.

Los expertos de la agencia de indonesia mantienen la zona de seguridad en un radio de tres kilómetros alrededor del cráter

Las erupciones, comenzaron el pasado 11 de mayo tras un periodo de inactividad de cuatro años. Desde entonces han provocado la evacuación de más de 500 residentes, aunque ninguna ha sido víctima mortal.