Según datos ajustados por estacionalidad, el nivel de desempleo se situó en el 3.7 por ciento en el primer mes del año, una tasa 0.5 puntos porcentuales superior a la registrada en diciembre pasado, indicó la institución en un comunicado.

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para ofertar más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, representó el 7.5 por ciento del total de la ocupada, un nivel superior a la del mismo mes de 2019, que cerró en 6.9 por ciento, en cifras originales.

La población ocupada se ubicó en un 96.2 por ciento de la PEA durante enero de 2019.

El Inegi consideró empleadas a las personas mayores de 14 años que trabajan al menos seis horas a la semana y en cualquier puesto.

El 43.5 por ciento de la población ocupada se concentró en el sector servicios, el 19.6 por ciento en el comercio, el 16.5 por ciento en la industria manufacturera y el 11.6 por ciento en las actividades agropecuarias.

Otro 7.6 por ciento en la construcción, el 0.6 por ciento en otros sectores como la minería, la electricidad, el agua y el suministro de gas, y el 0.6 por ciento restante no especificó su actividad.

Del total de ocupados, el 68.4 por ciento opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, un 22.7 por ciento trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados, 4.6 por ciento son patrones o empleadores y, finalmente, un 4.3 por ciento se desempeña en los negocios o en las parcelas familiares.

Con respecto a la tasa de informalidad laboral, esta se incrementó ligeramente, hasta un 56.2 por ciento, 0.4 puntos porcentuales menos que en el mismo meses del año anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here